Gazpacho de fresas

desde arriba una taza de gazpacho conuna ramita de hierbabuena y al lado un cuenquito con fresas

El gazpacho o la sopa fría de fresas es una receta fácil de hacer y muy apetecible para refrescarnos y nutrirnos los días de mucho calor. Las fresas aportan un sabor afrutado a la sopa ideal para deleitar cualquier paladar, incluso el infantil.

Será un plato saludable sobre todo si los ingredientes son de origen ecológico y a poder ser local. Con ello se asegura la calidad de los nutrientes del gazpacho o la sopa mientras se favorece la economía circular que tanto nos hace falta resurgir en estos tiempos inciertos.

Como hacer el gazpacho de fresas

Existen varias versiones de esta receta. Nosotras hemos probado algunas y hemos creado nuestra versión particular. Seguramente la lectora, una vez entendido el proceso, haga lo mismo adecuando la cantidad de ingredientes a sus gustos personales.

Ingredientes (para 3 personas):

400 g de fresas
400 g de tomate
1/2 pimiento verde
1/2 pepino
1 cucharada de vinagre (de manzana)
2 cucharadas de AOVE
1/2 cucharadita de sal
Miga de pan (opcional)

Proceso

Tiempo de preparación: 10 minutos

Limpiar, cortar y trocear la fruta y la verdura. Colocar el tomate con la sal enIngredientes (para 3 personas): el filtro de Vegan Milker y batir con la batidora manual sin forzar, a potencia mínima.


Ir añadiendo dentro del filtro los demás ingredientes y batir cada vez que incorporamos uno nuevo: primero el pepino, luego el pimiento y por último las fresas de poco en poco con cuidado de no sobrepasar la malla del filtro.


Cuando ya hemos triturado toda la fruta añadimos la cucharada de vinagre y batimos.
Soltar el filtro y colar la mezcla nos llevará al menos 3 minutos. Esto ha de hacerse con ayuda del mortero, sin presionar, respetando el ritmo de colado que la pulpa nos marca.


Una vez hemos colado y separado el filtro, se añade el aceite y se prueba la sal. Si lo queremos más espeso, este es el momento de añadir la miga de pan y batir por última vez antes de servir. Se consume fría decorada con trocitos de verdura y fruta que hemos utilizado a modo de ingredientes picadas.

La pulpa que nos queda es una masa tipo guacamole (puedes descubrir cómo elaborar tu propio guacamole con la pula sobrante de la leche de avena aquí) exquisita de sabor y polivalente. Se puede consumir directamente untándola en tostadas o como ingrediente de une aliño especial para ensaladas, o guardarla en la nevera para otra ocasión. Si le añadimos un aguacate o aceite a la pulpa se conservará mejor.

¡Nos gusta aprovecharlo todo todo! Salud!

Otras recetas similares:

Si te ha gustado esta receta, te dejamos algunas recetas de sopas frías y gazpacho anteriores.

Gazpacho polaco

Gazpacho tradicional

Sopa fría de espárragos

  • Vegan Milker Classic

    35,90
  • Vegan Milker Soul
    NOVEDAD

    Vegan Milker Soul

    59,90

Suscríbete a la newsletter

Entradas relacionadas

Mug cake de leche vegetal

Mug cake de leche vegetal

El mug cake de leche vegetal es un bizcocho mini que se prepara de forma rápida y fácil. Se llama mug cake porque se ponen los ingredientes en una taza de café (mug) y se cuecen en la misma taza durante solo 2 minutos en el microondas. El resultado es un bizcocho...

Mayonesa vegana con leche de soja

Mayonesa vegana con leche de soja

Hacer una mayonesa vegana o veganesa casera en condiciones ha sido toda una aventura. La mayonesa casera es una receta simple y rápida de hacer, pero tiene el peligro de cortarse fácilmente. Hemos probado la misma receta con distintas leches vegetales y la leche de...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This