Leche de amaranto

un vaso con leche de amaranto blanca y otro vaso con leche de amaranto y cacao de color chocolate reposan sobre una mesa de madera

La semilla de amaranto es una semilla pequeña, que a priori, parece difícil de convertir en leche vegetal. Aprovechando la versatilidad que Vegan Milker ofrece para obtener la leche de cualquier semilla, por pequeña que sea, nos hemos animado a buscar una receta para hacer leche de amaranto casera.

Propiedades nutricionales de la leche de amaranto

La semilla de amaranto es muy valorada por su alto contenido en proteínas. Contiene vitaminas del tipo A y C y minerales como el calcio, el hierro y el fósforo que fortalecen los huesos y el sistema inmunitario.

Posee gran cantidad de fibra, lo que la convierte en un alimento capaz de arrastrar las toxinas del sistema digestivo. Sin embargo, es tal la fuerza que tiene la fibra del amaranto, que su uso excesivo puede llegar a irritar el sistema digestivo. Por eso, en países en los que no hay costumbre de consumir esta semilla se recomienda hacerlo con moderación.

Cómo hacer leche de amaranto en casa

Después de varios ensayos con la semilla de amaranto, bien sea en copos o con el grano crudo, hemos conseguido una receta para cada formato. Vamos a ver las cantidades y proceso específico para cada tipo de semilla.

Receta de leche vegetal con copos de amaranto

Este es el método más simple de hacer leche de amaranto, ya que no se necesita remojo previo, el copo se tritura fácilmente y el proceso es, por ende, más breve. La leche resultante queda bien ligada y una textura densa, con mucho cuerpo. Perfecta para su uso en cocina, ya sea para hacer un chocolate a la taza o como ingrediente de base para una bechamel. Sin embargo, a diferencia de la leche de avena, cuando la leche de amaranto se calienta en cazuela, no espesa hasta el punto de volverse una crema de cuchara. Lo tenéis perfectamente ilustrado en el video que acompaña esta receta.

Ingredientes:

  • 150 gr de copos de amaranto
  • 1 litro de agua
  • una pizca de sal

Preparación:

  1. Poner 1/2 litro de agua caliente a 50ºC en el recipiente y los copos dentro del filtro de Vegan Milker.
  2. Encajar el filtro dentro del recipiente, añadir los copos y un poco de sal. Este es el momento de añadir algún endulzante o saborizante natural al gusto; jengibre, canela, cacao, o lo que nos apetezca.
  3. Triturar con ayuda de la batidora manual durante 1 minuto.
  4. Añadir el resto del agua y volver a batir hasta homogeneizar la mezcla. Esta vez 10 segundos será suficiente.
  5. Separar el filtro del recipiente y prensar la pulpa suavemente con ayuda del mortero.
  6. Esperar que la leche se enfríe y guardarla en la nevera. Nos durará entre 3 y 5 días.

Reservaremos la pulpa para aprovecharla en la cocina, ya que invita a ser utilizada como ingrediente de galletas, hamburguesas veganas o simplemente, introducirla en un puré de verduras.

Receta de leche de amaranto con grano crudo

Si no tenemos copos de amaranto, pero disponemos de las semillas o el grano crudo, también se puede hacer leche de amaranto. Esta versión es bastante más económica que la anterior. El litro de leche de amaranto a partir de copos rondará sobre los 1,5€ mientras la versión de grano crudo sale por 0,40€ el litro. Si bien ahorramos en costes, el resultado final no es tan óptimo. En esta versión veremos que la leche en la parte superior muestra unas bolitas minúsculas (puede ser la fibra) que, si bien no estorban al paladar, pueden resultar desagradables a la vista.

Ingredientes:

  • 100 gr de grano crudo de amaranto
  • 1 litro de agua
  • Una pizca de sal

Preparación:

  1. Remojar durante 8 horas los granos de amaranto y pasado este tiempo desechar el agua de remojo.
  2. Colocar el amaranto con la sal dentro del filtro y encajarlo en el recipiente de Vegan Milker.
  3. Añadir un vasito de agua caliente (150-200 ml) a 70ºC, el agua suficiente para cubrir los granos de amaranto y poder batir con la batidora.
  4. Comprobaréis que es una semilla pequeña y dura, difícil de triturar. El truco está en utilizar la posición turbo de la batidora manual y muy poca agua, para minimizar el espacio de acción que se crea dentro del filtro y atrapar mejor la semilla con las cuchillas de la batidora.
  5. No hay que desesperarse. Después de 2 minutos triturando la semilla, veremos que el agua se torna blanquecina. Ya tenemos la esencia para nuestra leche de amaranto.
  6. Añadimos el resto del agua hasta llegar a un litro y seguimos batiendo durante 10 segundos para homogeneizar la mezcla.
  7. Colamos la leche con ayuda del mortero.
  8. Pasamos la leche a un cazo y la cocemos durante 10 minutos a fuego bajo.
  9. Removemos la leche para que no se pegue y estaremos atentas para retirar la espuma que se forma en la parte superior.
  10. Esperamos a que la leche se enfríe y la guardamos en la nevera. Nos durará entre 3 y 5 días.

Al igual que la versión de copos, la pulpa sobrante del grano crudo se puede emplear para cocinar. Se introduce la pulpa en los últimos 5 minutos de cocción de cualquier guiso o hervido.

Una vez sabemos cómo hacer ambas versiones, recomendamos sin duda la de los copos, por ser más sencilla de hacer y ofrecer como resultado una leche más gustosa. Sin embargo, nos parece importante ofrecer las distintas opciones, para que podáis experimentar y que cada cual decida su preferida.

Seguro que hay más alternativas por ahí, ¡Seguimos investigando!

Batidos Energéticos Veganos para la 'Vuelta al Cole' Leche de avellanas
  • Vegan Milker Soul
    NOVEDAD

    Vegan Milker Soul

    49,90
  • Vegan Milker Classic

    29,90

Suscríbete a la newsletter

Entradas relacionadas

Propiedades de las semillas de melón y receta fácil

Propiedades de las semillas de melón y receta fácil

Las semillas de melón tienen unas propiedades estupendas y desconocidas en gran parte del mundo. Aunque exista la mala costumbre de desechar la ristra de semillas de un melón, existe más de una receta para su aprovechamiento. Se pueden tostar para comerlas como pipas...

Café helado con leche de avena y pistachos

Café helado con leche de avena y pistachos

El café helado es una de las bebidas favoritas de los días calurosos del verano. Añadir al café leche de avena y pistachos hará que tu café helado sea super nutritivo y tenga un sabor especial, sabroso lo que seguramente estimule tu imaginación. Será la mecha para...

Leche de nueces casera

Leche de nueces casera

La leche de nueces es una deliciosa leche vegetal que no tiene nada que envidiar a la popular leche de almendras. Al igual que otras bebidas elaboradas a partir de frutos secos, no contiene gluten ni lactosa y es muy rica en ácidos grasos, lo que la hace apta para el...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest